Rechazo a la detención arbitraria de la directora del Foro de Mujeres de Salta

La Secretaría de DDHH de la CTA Autónoma se sumó al repudio por la privación ilegítima de la libertad de Irene Cari en la capital de la ciudad, cuando reclamaba ante la comisaría local por una denuncia que no quisieron tomarle.

Si bien fue liberada hace instantes, aún persiste la indignación y el reclamo de explicaciones por la gravedad de una detención sin motivos claros como la ocurrida esta tarde cuando la dirigente intentaba ayudar a una menor en situación de vulnerabilidad.

Hace pocos días atrás, desde la CTAA advirtieron sobre la preocupación que generaban las detenciones arbitrarias que están llevando adelante las fuerzas de seguridad del gobernador Gustavo Sáenz, bajo la excusa de controlar a la población en el marco de la pandemia por COVID-19.

Lo ocurrido con Irene Cari incrementa la preocupación de las organizaciones y entidades que procuran defender los Derechos Humanos.

Por tal motivo, el secretario de DDHH de la Central, Rafael Vargas, pidió “respetar los derechos individuales por sobre todas las cosas” y reclamó que el Ejecutivo salteño tome cartas en el asunto sobre este hecho particular.

Al lograr recuperar su libertad, la directora del Foro de Mujeres de Salta explicó que en un primer momento no quisieron tomar su denuncia por violencia contra una menor y los efectivos presentes en la comisaría quisieron obligarla a firmar un documento para quedarse ellos con la joven a la que intentaba ayudar.

Diversos organismos se sumaron al rechazo contra esta detención arbitraria y repleta de irregularidades, pero desde la policía y el Ministerio de Seguridad provincial aún no se han expresado al respecto.